EDUCACIÓN VIAL

FUNDAMENTOS.

La generalización del fenómeno circulatorio además de progreso, rapidez y comodidad, genera problemas, el principal los accidentes de tráfico, siendo el factor humano el principal causante.

Para solucionar el problema, una de las líneas de actuación imprescindible es la adquisición de VALORES en el comportamiento de los ciudadanos, algo que constituye un paso más que el conocimiento de normas y señales de circulación. La Educación Vial es el mejor camino para la formación de una conciencia vial.

En la etapa infantil, el niño hace uso de las vías públicas como peatón o viajero acompañado. Por ello, se pretende, fomentar actitudes de conciencia ciudadana y desarrollar en el niño hábitos encaminados a la creación del sentido vial. Será, por tanto prioritario el desarrollo de hábitos relacionados con la noción espacial, junto con las necesidades de que el niño conozca ciertas normas que regulen el orden social.

En esta etapa, el alumno irá haciendo uso de las vías públicas fundamentalmente como peatón autónomo, sin embargo, en muchos casos, utilizará también como viajero en medios de transporte, tales como el vehículo familiar; y en algunos casos, sobre todo a partir de los once años, comenzará a utilizar la bicicleta en situaciones concretas.

OBJETIVOS.

Los objetivos generales que se pretenden conseguir con el presente programa son:

  • El reconocimiento de la persona como factor participante en el mundo del tráfico.
  • Adquirir y fomentar los hábitos de conservación, prudencia y respeto.
  • Facilitar los medios prácticos necesarios para entender, integrar y contextualizar conocimientos y conductas adecuadas y seguras.
  • Fomentar la participación de los escolares en cuantas actividades tengan relación con la Educación Vial.

En las III Jornadas van a participar todos los alumnos de 4º y 5º de primaria de los Colegios de Manzanares, un total de 371 niños.

DOCUMENTACIÓN PARA LAS III JORNADAS DE EDUCACIÓN VIAL.